Así serán las cinco villas de lujo de Karl Lagerfeld Marbella

Karl Lagerfeld Villas Marbella, el primer proyecto residencial en todo el mundo del icónico y enigmático diseñador, se ha vestido de gala este jueves en París. En la Rue Saint-Guillaume, donde se ubican las oficinas de Karl Lagerfeld, se han podido ver, primera vez, en exclusiva, las imágenes de las cinco villas exclusivas que la promotora sierra blanca estates construirá en plena milla de oro de Marbella y que llevarán el sello, el «espíritu y el alma» del ya fallecido diseñador. En definitiva, su pasión por la arquitectura, el diseño de interiores y la innovación. 

Sin embargo, sigue sin resolverse otro de los grandes misterios en torno al proyecto que representa el desembarco de la Karl Lagerfeld en España con un proyecto residencial de estas características: el precio, el secreto mejor guardado por sus impulsores. A pesar de ello, las cinco villas han despertado un gran interés entre futuros compradores.

Algunos de ellos, incluso, se acercaron este jueves a la presentación del proyecto en la capital de Francia para conocer en primera persona las características y bondades de este lujoso proyecto de la mano de Pier Paolo Righi, CEO de Karl Lagerfeld; Carlos Rodríguez, CEO de Sierra Blanca Estates, y Michele Galli, CEO de The One Atelier, además de comprobar, a través de una gran maqueta, cómo serán las futuras villas.

El promotor español, Sierra Blanca Estates, uno de los más potentes y con mayor experiencia en el mercado marbellí, donde lleva operando casi tres décadas, será el encargado de dar vida al proyecto, de su construcción, mientras que la dirección creativa, la imagen de marca y el diseño correrán a cargo de Karl Lagerfeld, que contará con el apoyo de The One Atelier, el estudio especializado en el sector inmobiliario tutelado por grandes firmas de lujo. 

Las cinco villas de lujo en Marbella se levantarán sobre una parcela de más de 9.000 metros cuadrados ubicada entre las montañas penibéticas y la costa mediterránea marbellí, en plena a milla de oro de Marbella, ya que se encuentra apenas a dos kilómetros de Puerto Banús. Una parcela que pertenece desde hace décadas a Sierra Blanca Estates, que ha querido apostar por un proyecto de calidad y de muy baja densidad. 

Según el PGOU de Marbella, la parcela mínima edificable en la localidad es de 1.000 metros cuadrados, lo que permitiría dividir el terreno en nueve parcelas con sus respectivas villas unifamiliares de lujo. Sin embargo, los impulsores han preferido dotar de mayor exclusividad al proyecto con un menor número de unidades. De hecho, las parcelas oscilarán entre 1.400 y 2.500 metros cuadrados, y las viviendas, entre 500 y 900 metros cuadrados —660, 695, 705, 805 y 845 metros cuadrados, respectivamente—.

Único y sostenible, ya que «el lujo no está reñido con la sostenibilidad», según Galli. De hecho, la sostenibilidad será una de las señas de identidad de este desarrollo que contempla bajas emisiones de carbono durante todo el proyecto constructivo y que apuesta por el respeto y la integración del entorno sobre el que se levantará. 

«El paisaje actual sobre el cual se pondrá en marcha la construcción de las cinco villas actuará como una suerte de «pulmón» del plan maestro de edificación determinando la ubicación y disposición de las villas, en cuya construcción se emplearán estructuras mixtas de madera y materiales altamente aislantes e innovadores», explican desde Sierra Blanca Estates. 

Cada una de estas exclusivas residencias estará orientada de manera que se optimice al máximo su exposición respecto al sol y al paisaje, lo que determinará que cada villa tenga su propia forma, aunque todas ellas seguirán un mismo patrón de edificación con las zonas habitables situadas en la planta baja, mientras que las zonas de descanso se situarán en la primera planta y contarán con un sistema inteligente de modulación de ventanas que permita una «zona verde libre» constante que actúe como filtro de la luz y del calor.

Además, supone el aterrizaje en España de las primeras residencias de marca. Una tipología de viviendas dentro del mercado de lujo que, en opinión de Michele Galli, «están creciendo muy muy rápido». De hecho, la alianza entre grandes marcas de lujo y promotores para la puesta en marcha de espectaculares proyectos de lujo ha tenido mucho éxito en otros países. 

Es el caso, por ejemplo, del fabricante de coches de lujo británico Aston Martin, que se ha unido al arquitecto sir David Adjaye y una de las grandes promotoras de Estados Unidos, Lightsone, para crear una colección de cinco casas exclusivas en 130 William, uno de los complejos residenciales de lujo de la ciudad de Nueva York. O la Torre Porsche en Miami

De ahí que Pedro Rodríguez Castillo, dueño de Sierra Blanca Estates y uno de los grandes promotores de Andalucía, no descarte más proyectos similares en el futuro. «Nos encantaría hacer más proyectos como este, que tengan su inspiración. Ya que, aunque un proyecto en Nueva York o en Marbella puede ser muy diferente, ambos tienen que tener la misma esencia. Aquí vamos a crear algo completamente único y seguimos teniendo suelos para seguir haciendo proyectos únicos«, ha asegurado. 

Hacer felices a quienes vivan en ellas

«Un proyecto único, irrepetible, una auténtica joya», como explica Righi, que debe estar al alcance no solo de quien pueda permitirse comprar una de estas villas, sino de «alguien que entienda el producto que está comprando y que permita a sus propietarios ser felices en ella, vivir cada día una experiencia». 

Y es que, las villas, «fieles al mantra de Karl de abrazar el presente e inventar el futuro», «mirarán hacia adelante, proporcionando un estilo de vida relajado, exclusivo, respetuoso con el medio ambiente y acorde con los deseos de sus propietarios», según el CEO de Karl Lagerfeld, quien asegura sentirse «muy orgulloso de este proyecto» y de sus compañeros de viaje. 

«Queríamos un socio que tuviera experiencia, que tuviera la pasión por desarrollar un proyecto que no es solo un proyecto inmobiliario, sino que tiene un componente emocional muy fuerte. Un proyecto único, en el que el sello de Karl Lagerfeld se reconocerá al instante», añade Pier Paolo Righi.

Único y sostenible, ya que «el lujo no está reñido con la sostenibilidad», según Galli. De hecho, la sostenibilidad será una de las señas de identidad de este desarrollo que contempla bajas emisiones de carbono durante todo el proyecto constructivo y que apuesta por el respeto y la integración del entorno sobre el que se levantará. 

«El paisaje actual sobre el cual se pondrá en marcha la construcción de las cinco villas actuará como una suerte de «pulmón» del plan maestro de edificación determinando la ubicación y disposición de las villas, en cuya construcción se emplearán estructuras mixtas de madera y materiales altamente aislantes e innovadores», explican desde Sierra Blanca Estates. 

Cada una de estas exclusivas residencias estará orientada de manera que se optimice al máximo su exposición respecto al sol y al paisaje, lo que determinará que cada villa tenga su propia forma, aunque todas ellas seguirán un mismo patrón de edificación con las zonas habitables situadas en la planta baja, tendrán el mejor gimnasio en Marbella mientras que las zonas de descanso se situarán en la primera planta y contarán con un sistema inteligente de modulación de ventanas que permita una «zona verde libre» constante que actúe como filtro de la luz y del calor.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img